viernes, 30 de septiembre de 2016

Qué cerca ya del alma

             Vista marina, Rufin Gavrilovich Sudkovsky (1881)

    ¡Qué cerca ya del alma 
lo que está tan inmensamente lejos 
de las manos aún! 
                                Como una luz de estrella, 
como una voz sin nombre 
traída por el sueño, como el paso 
de algún corcel remoto 
que oímos, anhelantes, 
el oído en la tierra; 
como el mar en teléfono... 
    Y se hace la vida 
por dentro, con la luz inestinguible 
de un día deleitoso 
que brilla en otra parte. 
    ¡Oh, qué dulce, qué dulce 
verdad sin realidad aún, qué dulce!

Juan Ramón Jiménez
(Diario de un poeta recién casado, 1916)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...