domingo, 9 de junio de 2019

La danza de Pierrot

 
           Pierrot con la guitarra, Honoré Daumier (1869)

En un claro del jardín
blanco de la luna llena,
Pierrot, convulso de pena,
ha roto su bandolín.

La faz, pálida de harina
tiene un gesto de dolor,
cuando evoca a Colombina
en la voz del surtidor.

Y si en la glorieta, suave
la brisa, besa a las rosas
–para olvidar su infortunio–,

Pierrot danza mudo y grave
en las noches milagrosas
nevadas de plenilunio.


Lucía Sánchez Saornil
(Publicado en Los Quijotes, nº 80, 1918)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...