miércoles, 14 de marzo de 2012

Soneto XV

                Orfeo y las Bestias, Sebastiaan Vrancx (1573-1647)

     Si quejas y lamentos pueden tanto
que enfrenaron el curso de los ríos
y en los diversos montes y sombríos
los árboles movieron con su canto;

     si convirtieron a escuchar su llanto
los fieros tigres y peñascos fríos;
si, en fin, con menos casos que los míos
bajaron a los reinos del espanto:

     ¿por qué no ablandará mi trabajosa
vida, en miseria y lágrimas pasada,
un corazón conmigo endurecido?

     Con más piedad debria ser escuchada
la voz del que se llora por perdido
que la del que perdió y llora otra cosa.

Garcilaso de la Vega
(h. 1501-1536)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...