viernes, 14 de octubre de 2016

Oda a Espanya

 
                                Vista de Capri, Albert Arnz (1832-1914)

Escolta, Espanya, la veu d'un fill
que et parla en llengua no castellana:
parlo en la llengua que m'ha donat
la terra aspra;
en 'questa llengua pocs t'han parlat;
en l'altra, massa.

T'han parlat massa dels saguntins
i dels que per la pàtria moren:
les teves glòries i els teus records,
records i glòries només de morts:
has viscut trista.

Jo vull parlar-te molt altrament.
Per què vessar la sang inútil?
Dins de les venes vida és la sang,
vida pels d'ara i pels que vindran;
vessada, és morta.

Massa pensaves en ton honor
i massa poc en el teu viure:
tràgica duies a mort els fills,
te satisfeies d'honres mortals,
i eren tes festes els funerals,
oh trista Espanya!

Jo he vist els barcos marxar replens
dels fills que duies a que morissin:
somrients marxaven cap a l'atzar;
i tu cantaves vora del mar
com una folla.

On són els barcos? On són els fills?
Pregunta-ho al Ponent i a l'ona brava:
tot ho perderes, no tens ningú.
Espanya, Espanya, retorna en tu,
arrenca el plor de mare!

Salva't, oh! salva't de tant de mal;
que el plo' et torni feconda, alegre i viva;
pensa en la vida que tens entorn:
aixeca el front,
somriu als set colors que hi ha en els núvols.

On ets, Espanya? No et veig enlloc.
No sents la meva veu atronadora?
No entens aquesta llengua que et parla entre perills?
Has desaprès d'entendre an els teus fills?
Adéu, Espanya!


Joan Maragall
(Obras completas, 1929)

Versión al castellano de Un poema cada día

Escucha, España, la voz de un hijo
que te habla en lengua no castellana:
hablo en la lengua que me ha dado
la tierra áspera;
en esta lengua pocos te han hablado;
en la otra, demasiado.

Te han hablado demasiado de los saguntinos
y de los que por la patria mueren:
tus glorias y tus recuerdos,
recuerdos y glorias solo de muertos:
has vivido triste.

Yo quiero hablarte de otra manera.
¿Por qué verter sangre inútil?
Dentro de las venas, vida es la sangre,
vida para los de ahora y para los que vendrán;
vertida, está muerta.

Demasiado pensabas en tu honor
y demasiado poco en tu vivir:
trágica, llevabas a la muerte a tus hijos,
te satisfacías con honras mortales,
y eran tus fiestas los funerales,
¡oh, triste España!

Yo he visto los barcos marchar repletos
de hijos que llevabas a que muriesen:
sonrientes marchaban hacia el azar;
y tú cantabas al borde del mar
como una loca.

¿Dónde están los barcos? ¿Dónde están tus hijos?
Pregúntaselo al Poniente y a la ola brava:
todo lo perdiste, no tienes a nadie.
España, España, vuelve en ti,
¡rompe con llanto de madre!

¡Sálvate, oh, sálvate de tanto mal;
que el llanto te vuelva fecunda, alegre y viva;
piensa en la vida que tienes en torno:
levanta la frente,
sonríe a los siete colores que hay en las nubes.

¿Dónde estás, España? No te veo en parte alguna.
¿No sientes mi voz atronadora?
¿No entiendes esta lengua que te habla entre peligros?
¿Te has olvidado de entender a tus hijos?
¡Adiós, España! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...